Realidad eléctrica EN CIFRAS

• La capacidad instalada en el país se ubica en 25.655 megavatios
• Gestión 2011 de Corpoelec se centró en recuperar el parque existente e incorporar núcleos de generación

Energía neta generada: 121.551 GWh. Capacidad instalada nacional: 25.655 MW. Composición: 57% hidroeléctrica y 43% termoeléctrica. La generación hidroeléctrica satisface 65% de los requerimientos del Sistema Eléctrico Nacional. Crecimiento interanual promedio: 3,41%. Líneas de transmisión constan de 28.480 kilómetros. En 2011 se instalaron 427 km en total con una capacidad de transmisión de 3.978 MVA. El sector eléctrico dispone de 498 subestaciones de transmisión. En el más reciente bienio se invirtieron 5 mil millones de dólares en los procesos de generación, transmisión, distribución y labores de apoyo a Corpoelec.
Estos datos fueron suministrados por la ingeniero Nelly Matamoros, Coordinadora de Planificación de la Adecuación y Expansión del Sistema Eléctrico Nacional (Corpoelec), en el marco de las actividades previstas en este evento bajo la modalidad de charlas magistrales para abordar temas de interés fundamental en el quehacer de este sector. El tema desarrollado -Visión del Sistema Eléctrico Nacional a Mediano y Largo Plazo- le permitió aportar una serie de informaciones relativas a esta industria (universo de usuarios, población servida, capacidad instalada, subestaciones de distribución, etc), así como los principios rectores del proceso de planificación, pronóstico de la demanda y proyectos a desarrollar en las áreas de generación, transmisión y distribución durante los próximos años.
La ingeniero Matamoros precisó que en 2011 las acciones emprendidas por Corpoelec estuvieron dirigidas hacia la recuperación del parque existente y la incorporación de importantes núcleos de generación al Sistema Eléctrico Nacional.


• Otra área de gestión giró en torno al fortalecimiento del SEN y mejorar la calidad de servicio que se ofrece a los usuarios en todo el país.
En materia de generación, el Plan de Desarrollo formulado por el Ministerio del Poder Popular para Energía Eléctrica proyecta en el largo plazo 70.000 megavatios, con especial énfasis en la maximización de la producción hidroeléctrica, además de ir incorporando la capacidad térmica en los extremos receptores a desarrollar en el Oriente, Occidente y Centro del país. Ello incluye la repotenciación de Planta Centro, el establecimiento en ese lugar del Complejo Termoeléctrico El Palito y un centro de generación en El Vigía.


• La modelación realizada para el año 2030 considera los diferentes tipos de combustibles que podrían ser utilizados (gas, diesel, carbón, coque) y las turbinas a vapor.
A raíz de las labores de planificación y la generación a largo plazo, las nuevas líneas de transmisión potencian la estabilidad del sistema, sobre todo el balance eléctrico que corresponde a cada una de las áreas.
Se refirió asimismo al sistema de transmisión que cubre la zona de los Andes, Maracaibo, península de Paraguaná, así como el eje Orinoco-Apure con una línea a 400 kV, visualizándose un nivel de tensión similar en el sistema de transmisión Centro-Oriente del país, el cual incluye la línea Tocoma-Uribante, que interconecta las regiones importantes de Guayana y los Andes venezolanos, además del cable de interconexión con la isla de Margarita. Los proyectos de generación gestionados por Corpoelec con fechas definidas en su proceso de ejecución totalizan 6.107 MW, mientras que los asignados a PDVSA y CVG alcanzan 2.984 MW. A ello se unen los proyectos a cargo de Corpoelec y la petrolera estatal, que están bastante adelantados en su formulación (engloban 6.273 MW) lo cual representa una capacidad global de 15.364 MW.
La visión que rige en el sistema de trasmisión a mediano plazo es mantener el gran centro de generación en el sur-oriente del país con el desarrollo integral del Bajo Caroní –Guri, Tocoma, Caruachi y Macagua- junto a las rehabilitaciones que se están llevando a cabo en las diferentes casas de máquinas y la instalación de generación térmica en los puntos extremos del sistema eléctrico nacional.
En materia de distribución, los proyectos a mediano plazo para los próximos 3 años suman un total de requerimientos para incrementar la capacidad instalada en 3.159 MVA, lo cual implica aumentar la capacidad instalada actual (4.653 MVA) del país en un 68%.
Por otra parte, la cantidad de kilómetros de líneas a construirse en el período asciende a 11.358 km. Ello representa ampliar en 10,5% la extensión de líneas existentes (108.115,64 km).


Eficiencia energética
En el marco de la exposición sobre este tema, el moderador, ingeniero Fidel Pérez, introdujo varios elementos relacionados con la valoración y análisis de este concepto.
Así, precisó que el término Eficiencia energética involucra la reducción del consumo de energía manteniendo los mismos servicios, sin disminuir nuestro confort y calidad de vida, protegiendo el medio ambiente y al mismo tiempo, asegurando el abastecimiento y fomentando un comportamiento sostenible.
Se refirió al consumo inteligente de la energía en una dirección similar a lo que en Venezuela se denomina uso racional de la energía. Equivale decir, no solamente consumir menos sino que seamos conscientes de qué es lo que estamos consumiendo.
En su exposición, señaló que la Eficiencia energética consiste en cambiar las fuentes primarias que producen dióxido de carbono por fuentes renovables alternativas y no contaminantes. De allí que un enfoque más amplio involucra al consumidor, las empresas eléctricas y la creación de incentivo al uso de la energía renovable. Entre los beneficios figuran la disminución de costos, la reducción en la emisión de gases contaminantes (efecto invernadero) y en la medida que cada quien consuma menos habrá disponibilidad de energía para el vecino. Ello resulta importante sobre todo para un país donde crece mucho la demanda y la oferta marcha detrás, rezagada. La Eficiencia energética ha pasado a convertirse en el mundo en un fenómeno de creación de conciencia social. Cuando la gente está consciente del uso racional de la energía se está conectando de alguna manera con otras eficiencias dentro de la sociedad, específicamente con el comportamiento ciudadano o bien, la forma con que asume el manejo de los desperdicios.
Tomando en cuenta los beneficios que representa la Eficiencia energética en general, surge la necesidad de crear planes en varias dimensiones –que integran las cuatro patas de la mesa- siendo ellas: cultura, tecnología eficiente, regulación e incentivos económicos.