Iniciativa en dos direcciones para favorecer al usuario

La red eléctrica del futuro

• SmartGrid emerge como la conjunción de 3 grandes industrias: Energía, Telecomunicaciones y Tecnología de la Información.

El grado de desarrollo que ha alcanzado la tecnología en los actuales momentos invade todos los sectores de la sociedad. Y así llega a la industria eléctrica, indispensable para el desenvolvimiento de la vida diaria, asignando al consumidor un rol importante ya que lo convierte en un elemento más dentro de la red inteligente. Es así como el tradicional esquema funcional –basado en las centrales eléctricas- exige una revisión que a su vez le permita actualizarse y facilite el agregado de las energías renovables, que no aportan un flujo constante de energía ya que dependen del sol, del viento.
Una característica asignada a la SmartGrid es que permite la distribución de la electricidad desde la empresa procesadora hasta los consumidores, y luego con el apoyo de la tecnología digital obtener beneficios tales como ahorro de energía, reducción de costes y aumentar la confianza en el servicio.
En idéntico sentido, una aspiración de este sistema consiste en favorecer a los usuarios que utilizan energía eléctrica en horarios de baja demanda, como parte de una estrategia que promueve el impulso a la creación de unas centrales eléctricas distribuidas –red inteligente- sin excluir la incorporación de vehículos basados en esta modalidad. Los especialistas le atribuyen un futuro promisorio a esta propuesta.


Un nuevo paradigma

La agenda de actividades de este evento incluyó la charla magistral La Red Inteligente (SmartGrid): Un Nuevo Paradigma, a cargo de un reconocido equipo de profesionales que abordaron diferentes aspectos relacionados con la aplicación de esta nueva tecnología en el negocio eléctrico.
El ingeniero Paulo de Oliveira, quien se desempeña como profesor de la Universidad Simón Bolívar, centró su exposición en los parámetros que definen este modelo, conceptuado como la integración de la red eléctrica y la de telecomunicaciones (software y hardware) para supervisar, controlar y gestionar la generación, transmisión, almacenamiento y consumo de energía eléctrica. (Carvallo 2004).
Al mismo tiempo, aportó otro concepto elaborado por C. Hertzog (2011), que se refiere a una red eléctrica y de comunicación bidireccional que mejora la fiabilidad, seguridad y eficiencia de los sistemas eléctricos de pequeña y gran escala: generación, transmisión, distribución y almacenamiento.
El docente explicó que SmartGrid es un negocio y que su estructura es la convergencia de 3 grandes industrias: Energía, Telecomunicaciones y Tecnología de la Información. Su desempeño está determinado por factores tales como el mercado, los recursos tecnológicos y la política energética que se aplique en un caso específico.
En el caso venezolano esta integración representa una generación de 23 mil megavatios ---equivalente a 125 TWh/año- para cubrir los requerimientos de una población de 28 millones de personas.
Otros aspectos incluidos en su exposición estuvieron referidos al análisis de las aplicaciones, la presencia de riesgos así como a los diversos factores de presión (mejoramiento de la fiabilidad del sistema) y las restricciones ambientales: incidencia de variables tales como el cambio climático, el fin de la era de la economía de escala y la optimización de la era energética.
Estima que es fundamental la participación de las universidades en la incorporación de estas nuevas tecnologías en el ámbito de la industria eléctrica.
Una frase sinteriza lo que será el contexto en el cual ha de desenvolverse este modelo, que capta hoy la atención de los especialistas. EL FUTURO: LA ENERGIA Y LA INFORMACION SE MUEVEN EN MUCHAS DIRECCIONES.


El mago Edison

Al inicio de su intervención, el profesor De Oliveira introdujo unos datos históricos para ilustrar –dentro del marco conceptual- la evolución de la tecnología en la industria eléctrica y su aplicación en la vida diaria.
Así, señala que “si hoy Nicola Tesla (1856-1943) y Thomas Alva Edison (1847-1931) revivieran, se encontrarían muy familiarizados con los sistemas de potencia modernos. Seguimos quemando carbón y utilizando torres de alta tensión. No así Alejandro Graham Bell (1847-1922) al ver que estamos rodeados por GPS, ipads, iphones, etc”.
Los notables aportes de Edison, una de las figuras más impresionantes en la historia del esfuerzo tecnológico humano, han sido ampliamente reseñados en las ediciones de ELECAR.
En la bombilla de Edison –afirma la publicación La Electricidad llega a Caracas- culmina uno de los esfuerzos más denodados de la historia de la humanidad. Se había iniciado éste con la aparición del fuego primario que brindó luz y calor a los hombres de la prehistoria, al que sigue la tea artificialmente lograda, el hachón y a partir de la civilización egipcia, la lámpara.
El aporte del pueblo egipcio fue perfeccionado por los griegos al incorporar la mecha. Luego vinieron los faroles, las linternas… El mérito real de Edison –el mago de Menlo Park- fue lograr una bombilla despojada de oxígeno al aplicar al bulbo de vidrio una bomba neumática que, en el proceso de fabricación, extraía el aire. Había obtenido Edison, el 21 de octubre de 1879, una lámpara incandescente de filamento de carbón vegetal, la cual en el primer ensayo, permaneció encendida casi 40 horas y en el segundo, 148.
En los últimos decenios del siglo XIX el hombre vive asombrado por los numerosos descubrimientos científicos y los avances tecnológicos. Ese estallido de esfuerzos y los logros que se iban acumulando, crearon también, tanto prosperidad y expectativas como grandes conflictos. Es el apogeo del siglo industrial.


Tecnologías del futuro

La exposición del ingeniero Paulo Henrique Soares (Alcatel-Lucent) se desarrolló bajo el título Tecnologías de Futuro para SmartGrid) con énfasis en temas tales como, las Redes eléctricas, Oferta y demanda, Modelo conceptual, Energía y telecomunicaciones y Topología de una red de telecomunicaciones.
Al inicio de su intervención, destacó la importancia de la participación de todos los agentes para enfrentar la interrogante ¿Cómo hacer la Energía Eléctrica Inteligente?, lo cual involucra la interfaz eléctrica (Generación, Transmisión, Distribuidor, Consumidor), junto a Proveedor de Servicios, Operaciones y el Mercado, que integrarían la interfaz de comunicación.
• La fusión de las áreas Energía y Telecomunicaciones, identificadas con el propósito “El reto es la comunicación total” amerita utilizar las redes de comunicación y dispositivos inteligentes para proporcionar visibilidad y control de la red eléctrica a fin de brindar energía más confiable, segura y eficiente a los consumidores.
Al referirse a las diferentes aplicaciones, precisó que Advanced Metering Infrastructure (AMI) son los sistemas de medición, recopilación de datos y el análisis del uso de energía. Se comunica con el medidor de energía, gas y agua, de acuerdo con la demanda o el horario. Es la piedra angular de la medición inteligente. Incluye hardware, software, comunicaciones, el consumo de los monitores y los sistemas asociados, Meter Data Management (MDM) y los sistemas de negocio de la empresa eléctrica.
Por otra parte, Distribution Automation (DA) alude a los sistemas de control inteligente de los elementos de la red de distribución, incluyendo IAM, inteligente y aparatos eléctricos (IED), coche eléctrico (EV) y la generación distribuida.
Se extiende al sistema de respuesta de la demanda en tiempo real, de teleprotección, la confiabilidad del Sistema Interconectado, el control de fallas, control de cargas y de la redistribución, además de los cortes.


Status en Brasil

El ingeniero Soares explicó la situación -de pasos lentos- que confronta Brasil en cuanto a la viabilidad de SmartGrid y los logros que ha alcanzado el grupo de trabajo responsable de esta misión (04/2011).
En este equipo técnico participan también los representantes del sector eléctrico, que tienen la responsabilidad de impulsar un estudio para evaluar la viabilidad y el costo de la adopción de SmartGrid en ese país.
Precisó que la misión de ANEEL consiste en proporcionar condiciones favorables para que el mercado de la electricidad se desarrolle con el equilibrio entre los agentes y con beneficio para la sociedad.
El gobierno brasilero ponderó este hecho como “una revolución que está teniendo lugar en el mundo. Con este sistema, los consumidores pueden administrar mejor su consumo de energía e incluso vender la energía sobrante a la red principal”, dijo el Ministro del área. El despliegue del sistema en Brasil costaría entre 15 y R$ 20 billones.
Finalmente enumeró los organismos alianzas –estandarización- que funcionan a favor de la consolidación de SmartGrid, para concluir con un interrogante:
En el caso venezolano ¿haremos estándares propios o adoptamos los que ya existen?.


MARGEN/BENEFICIO

El ingeniero Humberto Zavarce, consultor y expresidente de Enelven, enfatizó las perspectivas que tiene Venezuela con la instalación de los medidores inteligentes: donde hay mercado hay electricidad.
Según datos aportados por The Norwegian regulator –precisó- el año 2007 marcó el inicio de la instalación de medidores inteligentes, a lo largo de un proceso a culminar en el año 2013. La justificación ofrecida se sustenta en que la decisión de cambiar el regulador de electricidad es conveniente para el cliente, al mismo tiempo que permite a las empresas eléctricas reducir los costos de los procesos, especialmente los relacionados con la parte comercial: cortes, conexión, medición, etc.
En Japón el plan sobre la instalación de los Smart Meters –en número de 17 millones- responde a los esfuerzos para incrementar la eficiencia, a la vez que forma parte del esquema de reestructuración de la compañía Tokyo Electric Power para contener la crisis de la central nuclear de Fukushima, que siguió al terremoto y tsunami ocurrido el año pasado. Asimismo, agregó que la instalación de 52 millones de medidores durante este año, siendo un hecho cierto que 9 de cada 10 ejecutivos de las empresas norteamericanas estiman que ha sido muy importante el subsidio (los préstamos) que ha dado el Gobierno Federal en la aplicación de su política bien agresiva de favorecer la colocación de medidores inteligentes. La empresa Electricidad de Francia proyecta instalar 35 millones de unidades similares.
En la línea de recuento que desarrolla el expositor, afirma que SmartGrid se ha aplicado en diferentes partes por diferentes motivos: siempre al final es una cuestión de margen/beneficio.
• Las pérdidas de energía constituyen una gran motivación para que intentemos hacer ese tipo de inversión. Estoy seguro que una vez cumplido el proceso de instalación, los demás elementos requeridos empiezan a aparecer. A título de ejemplo, señaló que en Europa los mismos usuarios comenzaron a presionar tarifas/horarios. Este es un procedimiento muy conocido: hace 30 años era ofrecido por la Electricidad de Francia y en una oportunidad Cadafe trató de implantarlo en el país.
• Esta modalidad representa beneficios para la empresa eléctrica, e igualmente para el consumidor. De allí que en Venezuela hay muchas condiciones que se requieren para empezar a avanzar en esa dirección.
Otro aspecto que captó su interés estuvo relacionado con las funcionalidades básicas del Sistema Integral de Medición Automatizada (SIMA), que se usa principalmente para determinar los niveles de pérdidas.
• Se trata de un sistema integral a tiempo real para la medición de electricidad, detección de pérdidas no técnicas en los sistemas de distribución de baja tensión y posibilidad de corte remoto.
Finalmente destacó que el SIMA permite mejorar la calidad de servicio y a partir de la capacidad de diseño existente en Venezuela podría ser un proyecto que genere mucha actividad e incorpore a la vez varias empresas que contribuyan por tanto, a la creación de empleo y de la base tecnológica del país.


Realidad europea

El ingeniero Antonio Papoila, en su condición de representante de Janz/CONTAR, con sede en Portugal, destacó los rasgos más importantes del funcionamiento del sector eléctrico en ese entorno geográfico.
• En Europa hemos separado las diferentes áreas que integran el sector energía: producción, transporte, distribución y comercialización actúan en forma autónoma. Los objetivos de la Unión Europea se sintetizan en la fórmula EU: 20-20,20: ello equivale a 20% de incremento en la Eficiencia Energética, 20% en la reducción de las emisiones de carbono y 20% renovables en 2020.
Es así como la gestión de las tarifas le corresponde al comercializador, que plantea el número de ofertas -2, 3, 4, 5- y ello establece la diferencia. Sin embargo -indicó- en esta ocasión el punto central de discusión va más allá de este simple elemento.
La propuesta que rige en los países de la UE se rige por la facturación basada en el consumo de energía real con frecuencia mínima bimensual, así como providenciar un interfaz de modo que con los datos suministrados el consumidor pueda controlar mejor y gerenciar su consumo energético.
Un aspecto básico está referido entonces a ofrecer la información al consumidor, y gracias al apoyo de la moderna tecnología el usuario puede apreciar en su teléfono celular el monto que está consumiendo en una planta instalada en Lisboa, por ejemplo. Puede conocer además el tipo de combustible, el diagrama de carga y cuál es su suplidor de combustible.
Los Estados integrantes de la UE deben asegurar la implementación e instalación de sistemas con contadores. Se prevé una colocación global de medidores inteligentes, estimándose que en el año 2020 un 80% de los consumidores dispongan de los nuevos equipos.
• En Europa, Asia, Estados Unidos SmartGrid surge por una motivación específica y seguramente los consumidores venezolanos encontrarán las razones válidas para su aplicación. Los especialistas en esta materia afirmamos: Se puede hacer. Nada más. Representa muchos beneficios y lo más aconsejable es buscar la mejor manera para su implementación. Las redes de energía enfrentan muchos desafíos en el futuro próximo, a objeto de hacer frente a las nuevas necesidades de mejorar la operación y la eficiencia que permita atender dichos requerimientos. Estas exigencias incluyen la presencia de niveles más altos de producción y distribución de energías renovables.
El ingeniero Papoila afirmó que Corpoelec está operando con medidores con tecnología avanzada, de allí que su recomendación básica es que “no se tiene que hacer todo al mismo tiempo”. Cuando se llega al punto de transformación adonde está el medidor, ya éste tiene la posibilidad de distintos canales para comunicar después con el sistema escala o con el que conduce al sistema central.
• Toda esta labor se puede hacer en una forma escalonada. Los contadores inteligentes van a ser un elemento clave para esta transformación. El consumidor tenderá a modificar su comportamiento y buscará dispositivos más eficientes desde el punto de vista energético.


Leyendas

Una economía de escala facilita que la tarifa sea sostenible en el tiempo.a
Un sistema prepago mejora la cobranza y favorece la creación de una cultura de pago.
El legado de Edison y Tesla: 120 años de electrificación La energía fluye en una sola dirección. La información también fluye en una sola dirección.